Esta es la primera imagen de un agujero negro mostrando el vórtice de su campo magnético en todo su esplendor.

En abril de 2019 el mundo entero quedó asombrado con la que fue la primera fotografía jamás tomada a un agujero negro. Un hito para la ciencia y en particular para la astronomía, además de todo un reto de ingeniería y logística. Dos años después, los datos de esa fotografía siguen ofreciendo información y sorpresas, como esta versión en la que podemos ver el vórtice creado por su campo magnético.

El agujero negro de la galaxia M87 en el Cúmulo de Virgo se hizo famoso en 2019 de la noche a la mañana al ser el primero fotografiado en la historia. Es la primera imagen de un agujero negro, de sus sombra concretamente porque, bueno, es imposible fotografiar el agujero en sí al ser negro. Ahora el Telescopio del Horizonte de sucesos (EHT) ha actualizado la imagen permitiendo ver cómo el campo magnético alrededor del agujero negro afecta a la luz.

Lo que los investigadores han conseguido revelar ahora es cómo la luz es polarizada alrededor del agujero negro. Al igual que ocurre con el hierro por ejemplo al colocarlo cerca de un imán, la luz también puede polarizarse y alienarse cuando está cerca de un campo magnético lo suficientemente potente, y el de un agujero negro lo es. ¿Consecuencia? Las ondas de luz que pasan cerca de un agujero negro se polarizan permitiéndonos entender mucho mejor cómo se comporta el agujero negro y todo lo que ocurre a su alrededor.

La nueva imagen que los investigadores han revelado muestra la polarización de la luz procedente del disco de acreción de material caliente que rodea y fluye hacia el agujero negro de la galaxia M87. Parte del anillo en el horizonte de sucesos está polarizado debido al campo magnético, estiman que este campo magnético tiene una fuerza entre 1 y 30 Gauss (entre 2 y 50 veces más fuerte que el campo magnético de la Tierra).

El EHT tiene receptores para registrar la luz polarizada proveniente del espacio. Al observar el agujero negro teniendo en cuenta la luz polarizada los investigadores pudieron obtener una imagen más detallada del horizonte de sucesos del agujero negro. De ahí que podamos observar la hipnótica imagen del anillo que rodea el agujero negro y cómo este genera un vórtice.

La curiosidad de estos campos magnéticos es que a la vez que atrapan todo lo que se acerca, también pueden expulsar y enviar lejos una pequeña parte. Esto explicaría los chorros de luz y material que el agujero negro de M87 expulsa a años luz de su galaxia.

Utilizando datos del Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) en Chile, pudieron mapear cómo es la polarización de la luz en una sección del chorro de luz más alejada del agujero negro. Con esto se puede saber ahora también cómo evoluciona la polarización de la luz a medida que se aleja del campo magnético del agujero negro.

Si bien durante estos últimos dos años no se han hecho más observaciones con el EHT, se espera que se reanude la actividad pronto. Así pues, con suerte tendremos pronto más fotografías y datos de agujeros negros a lo largo y ancho del espacio.

Más información| ArsTechnica


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *